Conferencias - Ciencia - Arte - Literatura - Noticias - Unase
Inglés - Inicio

Literatura

Artículos especiales

¿Quién está matando a los gatitos de tu vecino?
El complot de las escuelas seudocatólicas


Christendom College

por William F. Wertz, Jr.
Septiembre 2003

Durante los últimos meses, un equipo de reporteros de EIR ha venido realizando una investigación a fondo sobre lo que muestra ser una operación de inteligencia de larga data contra la asociación política de Lyndon LaRouche. Esta investigación, que aceleró debido al encausamiento por espionaje del agente del FBI, Robert Hanssen, reveló una montaña de pruebas que ponen al descubierto una red fascista, antisemita y antiestadounidense, que viene operando bajo la cubierta de la Iglesia católica en la diócesis de Arlington, en el norte de Virginia, Estados Unidos. Esta red gira en torno a la universidad Christendom College, la parroquia de santa Catalina de Siena y un movimiento de escuelas privadas relacionadas, dizque católicas.

Las operaciones de esta red apuntan no sólo contra Lyndon LaRouche, sino, por los mismos motivos, contra la misión ecuménica del papa Juan Pablo II, y representan también una amenaza importante a la seguridad de EU. Hanssen, el agente de contrainteligencia del FBI que recientemente se declaró culpable de cargos de espiar para la antigua Unión Soviética, está en el centro de esta operación enemiga.[1] Sea cual sea el resultado del caso Hanssen, esta red, que apunta contra la yugular de la burocracia federal de Washington, sigue siendo parte integral de una grave amenaza al sistema de gobierno constitucional de EU.


Ex agente del FBI, Robert Hanssen

El propósito principal de este informe es aclarar, de manera pública, la naturaleza de ciertas operaciones sucias contra el trabajo de nuestra organización (de LaRouche) en el norte de Virginia. Sin embargo, aun en lo que parecieran ser detalles menores, tal como el presente caso, si hay cuestiones de principio constitucional u otros de orden superior de por medio, un reportero competente nunca pierde de vista el bosque mientras cuenta los árboles. Como demostrará este informe, esta misma red incluye, no sólo a un sucio nido de gnósticos filosóficos pro fascistas, nominalmente católicos, sino que, habremos de recalcar, ese nido no es más que una parte integral de una colección mucho mayor de alimañas nominalmente protestantes, y quién sabe cuantas otras perversidades teológicas y políticas.

Como veremos, la operación de inteligencia que representa este nido no la controla un gobierno extranjero. Pretende ser católica, pero en realidad es una expresión tipo Waffen-SS nazi del "fascismo universal" propuesto por Samuel Huntington en su libro El soldado y el Estado. Esto es "fascismo universal", como usaron el término tipos como el compinche de Henry Kissinger, Michael Ledeen. Es fascismo universal en el sentido que el trabajo de Armin Mohler sobre el desarrollo del movimiento nazi, La Revolución Conservadora en Alemania (1918–1932), define el fascismo.[2]

Esta infiltración del fascismo universal en los círculos católicos y otros de EU, como lo ilustran los individuos pertinentes de Christendom College, es reflejo de un eje ideológico: el empuje de Zbigniew Brzezinski y Huntington para una guerra global de "choque de civilizaciones". El hecho de que elementos católicos de esta red utopista gnóstica, no sólo estén situados dentro del legado de la familia Dulles, en el área que circunda a la ciudad de Washington, sino que se les use para penetrar hasta el corazón de los más altos niveles de las instituciones del gobierno estadounidense, pone de relieve que este problema representa una obvia amenaza interna de lo más grave contra la seguridad nacional de EU.

Todo mundo sabe que varios círculos han puesto a Lyndon LaRouche en la mira para eliminarlo en lo personal, aparte de aquellos asociados en lo inmediato con este nido vinculado a Christendom College. Entre los que han montado operaciones contra LaRouche, empezando desde al menos 1968, hay algunos personajes relacionados a Brzezinski y a otros discipulos del agrarista de Nashville, William Yandell Elliot. Incluso se cuenta de pruebas oficiales documentadas de las operaciones de 1973, que usaron al Partido Comunista de EU, y a otras organizaciones y sectuchas "de izquierda" controladas por el FBI, para, en las propias palabras del FBI ,"eliminar" a LaRouche, cuyas capacidades intelectuales personales podrían estar más allá de lo que el FBI podía controlar. Henry Kissinger, otro de los discipulos de Yandell Elliot, dirigió en persona varias operaciones contra LaRouche, tanto desde su puesto como secretario de Estado de EU, como desde su posterior cargo dentro del "gobierno secreto". Las operaciones contra LaRouche, que llevaron a su encausamiento doloso, a acusaciones fraudulentas y a juicios amañados contra él y sus colaboradores en los ochenta, fueron realizadas bajo la autoridad del decreto ejecutivo 12333, so capa de una investigación contra una agencia de inteligencia extranjera, a raíz de una iniciativa personal que tomó Kissinger en 1982, y que continuó, bajo la supuesta cubierta legal de los espectros más oscuros del Departamento de Justicia de EU, de enero de 1983 en adelante.

Sin embargo, aunque los ataques contra LaRouche a través de la red católica del norte de Virginia se cruza con tales operaciones previas y paralelas, la operación del norte de Virginia tiene, como mostraremos, un carácter distinto y su propia importancia internacional.

El caso de Daniel P. Graham

Para situar el meollo de este informe, debemos comenzar con algunas referencias fundamentales, que son imprescindibles para definir el marco tanto de este informe, como de la investigación del que se desprende. El caso del hace poco fallecido general (r) Daniel P. Graham sitúa de manera apropiada el caso de la red de Christendom College en sí, y de aquellas operaciones más amplias a nivel mundial contra LaRouche y sus colaboradores, en las que Christendom juega un papel muy especial, y muy sucio.

Típico de estas primeras operaciones contra LaRouche, es este caso de Graham, mejor conocido por la tamaña incompetencia de sus evaluaciones de inteligencia, cuando aún era coronel, respecto a lo que se convirtió en la "ofensiva del Tet" en Vietnam (una tremenda metida de pata de la que Graham fue al menos nominalmente responsable, y que debe compararse con el desatino lunático de la guerra continua en Afganistán hoy día). Graham se convirtió en algún momento de su carrera militar en un fanático de hueso colorado de lo que en la jerga militar estadounidense se conoce como la ralea de los "utopistas".

Graham dejó tras sí un rastro que muestra, por una parte, la conexión entre el fascismo utopista de ciertas iglesias del norte de Virginia y el moho que prolifera en la forma de pequeñas escuelas contaminadas de procarlismo, y, por otra, las sucias operaciones dirigidas contra LaRouche y demás en el norte de Virginia y regiones adyacentes. Este rastro también apunta, con precisión quirúrgica, a la amenaza de llevar el fascismo al poder en todo el continente americano.


Smith Richardson

Estos mentados utopistas, a los cuales Graham llegó a representar, son los círculos conectados a la Corporación RAND, a la Fundación Smith Richardson y a otras de la misma calaña,[3] quienes han procurado destruir todo vestigio de la tradición militar de West Point en los EU que los veteranos de la Segunda Guerra Mundial asocian con las prácticas del Ejército estadounidense bajo comandantes tales como el general de los ejércitos Douglas MacArthur y el presidente Dwight Eisenhower, y también con tradiciones europeas tales como la influencia de auténticos genios militares originales como el general Lázaro Carnot, en Francia, y Gerhard Scharnhorst, en Alemania. Nuestros utopistas actuales son incompetentes, pero también histéricamente fanáticos, y, por desgracia, cada vez más influyentes en la política y en la dirigencia de los dos partidos principales de EU desde que asesinaron, para que sirviera de escarmiento, al presidente John F. Kennedy.

Como todo un experto en medrar salario doble del Estado, el retiro de Graham lo llevó a representar el papel de un pomposo utopista ganapán en la Fundación Heritage, entidad que es propiedad de la Sociedad Mont Pelerin, y que fue organizada por el mismo Paul Weyrich que jugó un papel decisivo en la creación del nido pro fascista con centro en lugares como Christendom College y santa Catalina de Siena. Este es el mismo Paul Weyrich cuyas operaciones en el norte de Virginia contra Ucrania y Rusia, definieron el marco en el cual se ubica el caso del agente del FBI y espía confeso, Hanssen.

En el verano de 1982, más o menos al mismo tiempo que Kissinger comenzó a presionar al FBI para que realizara una operación sucia contra LaRouche, Graham emprendió una campaña de pronunciamientos contra la propuesta de LaRouche para un programa de defensa estratégica contra proyectiles nucleares. Más tarde, en el otoño de 1982, Graham también empezó a atacar al Dr. Edward Teller, quien acababa de anunciar una política paralela a la que promovía LaRouche. Durante este período, de febrero de 1982 a febrero de 1983, y posteriormente, LaRouche sostuvo una serie de pláticas extraoficiales con el gobierno soviético, a nombre del gobierno de Reagan, mientras, al mismo tiempo, hacía campaña en público y a puertas cerradas para crear un ambiente de aceptación para el programa de defensa estratégica, incluso entre círculos de gobierno en varias partes del mundo, incluyendo Francia, Alemania, e Italia.

Cuando el presidente Reagan anunció su adopción de esa política al final de un discurso televisado el 23 de marzo de 1983, Graham y sus colegas en la Heritage lanzaron un contraataque en dos frentes.

Primero, propusieron apoyar la propuesta de Reagan, a condición de que se basara en la excéntrica fantasía de la "alta frontera", un aporte, de cero valor estratégico, a los ingresos de la sociedad de parásitos que cobran doble salario en el área de Washington. "Alta frontera" significaba limitar la defensa estratégica a diseños existentes, de tecnología obsoleta, propiedad de las compañías financieras.


Segundo, en el verano de 1983, la pandilla de la Heritage asociada a Graham, llegó a una tregua con los círculos del Dr. Teller, en un intento de sacar a LaRouche del cuadro por completo. En esa misma época, se emprendió una campaña a través de ciertos círculos del Partido Republicano, para botar al grupo que había conducido las conversaciones extraoficiales a través de LaRouche del Consejo Nacional de Seguridad, e intentar obligar al presidente Reagan a descartar su propia política de la Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE). Reagan, en su segundo debate de 1984 con el ex vicepresidente de Carter, Walter Mondale, demolió la campaña de éste con una simple declaración por televisión defendiendo la IDE, y la defendió también en la reunión que tuvo en Reykiavik con el presidente soviético Mijail Gorbachov, aun cuando en ese momento ciertas elementos del Departamento de Justicia se aprestaban a asesinar a LaRouche en Leesburg, Virginia, asesinato que logró detenerse virtualmente a última hora, por intervención de la Casa Blanca.

Operación europea contra LaRouche

Así que, más o menos desde 1982 hasta la fecha, los enemigos de LaRouche dentro del gobierno de EU son casi exclusivamente de la mentada facción utopista. Hay otros, pero generalmente son pobres tontos útiles, de esa variedad que ordenaría y se comería casi cualquier cosa si estuviera disfrazada de piza para llevar.

Mientras, Graham jugó un papel clave en otra operación contra LaRouche y su esposa, Helga Zepp-LaRouche, en Europa, que se dirigió desde Virginia, Estados Unidos.

La Sra. Zepp-LaRouche fundó el Club de la Vida en oposición al maltusiano Club de Roma. De inmediato, el Club de la Vida fue blanco de una ofensiva internacional, que empezó con una campaña de mentiras propaladas por el Dr. Jerome Lejeune, en Francia, y a nombre de Danny Graham, por el padre Paul Marx, quien ahora dirige Human Life Internacional, una organización supuestamente antiaborto con sede en Front Royal, Virgina. La nueva asociación internacional de Helga-Zepp LaRouche sostuvo su conferencia inaugural en Alemania. Inmediatamente después, círculos vinculados a Daniel Graham y al padre Marx, lanzaron al Dr. Lejeune, un notorio excéntrico francés, para tratar de acabar con el Club de la Vida.

La turba del norte de Virginia, entonces asociada directamente con los protestantes fundamentalistas fanáticos, en la tradición de Jonathan Edwards[4], de la Christian Coalition era como la propia coalición, una secta monotemática, antiaborto, que saboteaba los esfuerzos contra tales amenazas fundamentales a la vida humana de corte nazi como la eutanasia y otras prácticas "eugenésicas" relacionadas, y la pena de muerte. En efecto, lo que implícitamente proponen estos fanáticos "defensores monotemáticos del derecho a la vida", es que el derecho a matar al feto se posponga hasta un momento después del parto, cuando entonces sí estaría bien matar al bebé y disponerlo como refacciones, de la misma manera que una fábrica rechaza productos en la línea de producción.

Como muchas de las sectas fundamentalistas sureñas apoyan la pena de muerte, y los adoradores de Adam Smith en el norte de Virginia, en la zona metropolitana de Washington, como la fundación Heritage y el American Enterprise Institute (AEI), apoyan aumentar la tasa de mortandad de los ancianos y los enfermos crónicos como un asunto de principio monetarista, su opinión era que el Club de la Vida debía extirparse por ser excesivamente pro vida humana.

Aquellos que más tarde fueron reclutados de las filas larouchistas a las redes de Christendom College, tales como un tal Fernando Quijano, uno de los cabecillas más notorios de ese círculo, defendieron a capa y espada la operación del padre Marx contra el Club de la Vida en Europa, al punto de insistir en lo que ellos sabían eran mentiras.

Esto ocurrió en el mismo período de 1982–1984, cuando la red del ideólogo neoconservador Paul Weyrich se unió con Danny Graham, empezando en el verano de 1982, para promocionar la "alta frontera" de Graham, contra el diseño de LaRouche de lo que más tarde llegó a conocerse como la IDE. A fines de los ochenta, esta misma red emprendió otra operación contra LaRouche a través de la red relacionada del "economista de oferta", Jude Wanniski,

Estas operaciones en verdad tuvieron su origen, como informó el director de la campaña de 1980 de Ronald Reagan, Michael Deaver, en una declaración de guerra contra LaRouche que hizo la Sociedad Mont Pelerin, unos cuantos años antes. Fue en 1982–1983 que brotaron de forma prominente estas operaciones en el área metropolitana de Washington, incluyendo el norte de Virginia, pero las raíces son más profundas y más amplias. Las operaciones en el norte de Virginia contra LaRouche y sus correligionarios son, como se sabe, sólo un aspecto de algo más amplio, pero son un ejemplo que nos lleva justo al corazón del asunto en su conjunto.

Nos enfocamos ahora en ese caso en particular.

1.  La herencia fascista en sí misma

En todas las investigaciones, desde el momento en que Eisenhower terminó su mandato hasta el presente, todos los elementos de pruebas que tocamos en este informe, propiamente se califican bajo el tema de "los utopistas", tal como LaRouche lo define en su Zbigniew Brzezinski y el 11 de septiembre (ver Resumen ejecutivo Vol. 19, núms. 5 y 6, 2a quincena de marzo de 2002, y 1a quincena de abril de 2002).

LaRouche mismo señaló, una y otra vez desde 1990, que los integrantes de este círculo gnóstico entre los católicos nominales del área de Washington, no sólo eran sus enemigos personales, sino carlistas y otros enemigos, no sólo de los principios, sino de la existencia misma de la república estadounidense. Empero, Fernando Quijano, cómplice de Christendom College y feligrés de santa Catalina de Siena, insiste en ese dogma carlista antiestadounidense.[5] Algunos colaboradores de LaRouche que previamente estuvieron renuentes a aceptar del todo su evaluación del problema de Quijano, finalmente se convencieron que LaRouche tenía razón después del 11 de septiembre, cuando algunos individuos dentro de esta red de Quijano, que habían sido seducidos a separarse de su anterior asociación con LaRouche, mintieron con descaro en un esfuerzo histérico de pretender que "no existe la más mínima prueba" para apoyar la evaluación de LaRouche, de que el 11 de septiembre fue en lo esencial una operación hecha en los EU.

LaRouche ha establecido la naturaleza precisa de las pruebas que muestran que los ataques fueron gestados por una facción utopista de la inteligencia militar, operando al más alto nivel del aparato de seguridad de EU. De hecho, lo que hasta ahora no se presenta es "la más mínima" prueba que contradiga la evaluación de LaRouche. El carácter histérico de esas objeciones a su evaluación, no sólo puso al descubierto en qué se habían convertido esos individuos, sino que reflejó una pasión casi instintiva por defender a los amos fascistas —por ejemplo, carlistas— que habían adoptado a últimas fechas.[6]

`La Sociedad para la Mancomunidad Cristiana'

Nuestra investigación muestra que la infiltración de esta operación de las redes nominalmente católicas en EU tiene su eje histórico en la red carlista del cuñado de William F. Buckley Jr., Brent Bozell. El papel de la familia Buckley se cruza con la influencia internacional de los círculos fascistas abiertos, pro carlistas, entre los británicos conversos al catolicismo. Tales son los casos notorios de los pro fascistas confesos G.K. Chesterton y Hilaire Belloc.

Bozell formó la Sociedad para la Mancomunidad Cristiana (SMC) en Warrenton, Virginia, en EU, y editó la revista Triumph de 1966 a 1976, cuando su demencia, que ya se venía cocinando desde hace tiempo, resultó en la desaparición de la publicación. Como verán, esta red, aunque nominalmente católica, está muy relacionada con los protestantes fundamentalistas de derecha más extremos, como Jerry Falwell y Pat Robertson, hasta los agraristas de Nashville de William Yandell Elliot, y los círculos "distributistas", defensores de Mussolini, de G.K. Chesterton y Hilaire Belloc; y está comprometida a fondo con la Sociedad Mont Pelerin, la Fundación Heritage y el AEI, con la adopción del gnóstico "libre comercio" de Adam Smith como, implícitamente, un artículo de fe religiosa.

Esta operación se desplegó contra LaRouche desde los setenta, comenzando con la intentona del agente del FBI Gregory Rose, en algún momento ligado a Buckley, de infiltrar la asociación de LaRouche. A fines de los setenta, recrudeció la operación contra LaRouche con ataques coordinados, bajo la dirección de la Sociedad Mont Pelerin británica, pero canalizados a través de entidades tales como la Fundación Heritage, el teológicamente gnóstico AEI, y la Liga Antidifamación de la B'nai B'rith.

Cabe notar que la Fundación Heritage la creó Paul Weyrich, su primer presidente, en 1973, que también tuvo un papel decisivo en el establecimiento de Christendom College, fundado en 1977 por Warren H. Carroll, colaborador de Brent Bozell en la revista Triumph.

Tras la intervención al más alto nivel que abortó el asesinato de LaRouche, planeado por el Departamento de Justicia para octubre de 1986, y la exoneración implícita de LaRouche, en 1988, de cargos pendientes en su contra, LaRouche fue encarcelado tras un juicio amañado en 1989. Esto resultó de una intensificación de la intentona emprendida en 1982–1983, para destruirlo y tomar el control, saquear y corromper el movimiento que había fundado y dirigía. Fue entonces, en 1989, cuando esta misma red usó organizaciones religiosas nominalmente católicas, en particular a Christendom College y la iglesia de santa Catalina de Siena, en el norte de Virginia, en un intento por apoderarse de la organización del encarcelado LaRouche. Uno no necesariamente puede decir por la fachada de una iglesia, lo que encontrará adentro.

Contra LaRouche y contra Juan Pablo II

Lo que se propaga como un virus dentro de la diócesis de Arlington, Virginia, es el carlismo, una forma de fascismo que rondaba por la España de Francisco Franco, y que ahora es controlada en EU por organizaciones de extrema derecha tales como las fundaciones H. Smith-Richardson y Heritage, las diversas operaciones de Mellon-Scaife, la Sociedad Mont Pelerin y el AEI, además de la más reciente troika gnóstica de Michael Novak, George Weigel y el padre Richard Neuhaus.[7]

La ideología de este movimiento, que tenía como blanco y sedujo a varios ex colaboradores de LaRouche, es una copia al carbón de lo que puede llamarse la carlista "teoría de Lepanto de la historia", refiriéndose a la famosa batalla de Lepanto en 1571. Esta es parte de un ataque fascista directo, explícito, contra todo lo que representa LaRouche, incluyendo la Revolución Americana y la Constitución de los EU. En su defensa teocrática, ultramontana de la "hispanidad" —es decir, España como la única defensora verdadera de la cristiandad—, este movimiento apoya acciones antisemitas y parecidas, tales como la expulsión de los judíos y los moros de España, defiende a la Inquisición; se opone a la perspectiva de LaRouche del excepcionalismo de la Revolución Americana; se opone a la primacía del principio de la cognición como aquello que distingue a los hombres de las bestias; y defiende las cruzadas contra los musulmanes, oponiéndose así al principio del ecumenismo, y apoyando el "choque de civilizaciones" de Brzezinski y Huntington.

También se opone a la misión ecuménica paralela del papa Juan Pablo II. Muchos de los principales individuos que operan en este ambiente reflejan la teoría cismática de la sede vacante, es decir, el aserto de que la silla apostólica esta vacía por la supuesta herejía del Papa actual. Uno de los conceptos fundamentales de estos individuos es Extra Ecclesiam, nulla salus: "no existe salvación fuera de la Iglesia". Semejante visión excluye al ecumenismo, y a menudo ha sido usada para justificar los crímenes de la Inquisición y para emprender guerras religiosas, como fue el caso con Felipe II, el rey Habsburgo de España. También defiende el papel de los Habsburgo españoles y de sus primos los Habsburgo austriacos, entre otros, en la Guerra de los Treinta Años, de 1618–1648.

Otro tema de estos círculos es su insistencia en la pena de muerte, en abierto desafío a la oposición del Papa a la misma. Debe notarse la reciente declaración del ultragnóstico magistrado de la Corte Suprema de Justicia de EU, Antonin Scalia, oponiéndose al Papa en cuanto a la pena de muerte, y alegando que cualquier magistrado católico que esté de acuerdo con el Papa debiera renunciar. Hasta el momento del arresto de Hanssen, Scalia, cuyas doctrinas teológicas y de jurisprudencia son, a las claras, fascistas, asistía a misa en santa Catalina de Siena, en Great Falls, Virginia, junto con el espía Hanssen, con Louis Free, ex director del FBI, y con el conspirador anti Clinton y ahora fiscal general de EU, Ted Olson y su esposa, Barbara, ahora difunta.

En abierto desafío al papa Juan Pablo II, en un foro que hubo en la Universidad de Chicago el 25 de enero del 2002, Scalia dijo lo siguiente: "Pocos dudaban de la moralidad de la pena de muerte en la época en que se creía en el derecho divino de los reyes". Añadió: "De hecho, me parece que entre más cristiano es un país, menos propenso es a considerar la pena de muerte como inmoral. La abolición ha cobrado mayor fuerza en la Europa poscristiana, y tiene menos apoyo en los Estados Unidos, donde la gente va a la iglesia".

En todos las cuestiones que acabamos de identificar, el ex colaborador de LaRouche, Quijano, que cayó en estas operaciones para destruir el movimiento de LaRouche que empezaron luego de 1989, rechazó los principios esenciales en los que se fundamenta la Iglesia católica dirigida por Juan Pablo II de forma explícita, enfática y reiterada. Aquellos que se le unieron en ese abandono a la humanidad, o afirmaron con vigor el desatinado comportamiento de Quijano, o doraron la pildora con sofisterías evasivas.

La anatomía de un movimiento fascista

Para entender a Christendom College hoy, debemos seguir el rastro de sus raíces fascistas examinando los casos de la SMC de Bozell y Buckley, y de la revista Triumph.

Lo que se sabe del origen de este movimiento fascista es que luego del concilio Vaticano II, y en gran parte en oposición a las reformas adoptadas por el mismo, Bozell creó la SMC, que empezó a publicar la revista Triumph en 1966.

Entre los principales individuos asociados a este movimiento estaba el Dr. Frederick Wilhelmsen, de la Universidad de Dallas. Wilhelmsen fue asesor y colaborador de la revista neoconfederada Southern Partisan, hasta su muerte en 1996; también fue hecho caballero en 1975 por el príncipe Javier de Borbón Parma por haber metido de contrabando en España al pretendiente carlista al trono español de su exilio en Francia. Wilhelmsen fue el mentor de Warren Carroll, fundador del Christendom College, y fue descrito como el "Don de la filosofía y las ciencias políticas en la Universidad de Dallas". Estuvo íntimamente relacionado con el tímido pretendiente a la corona del imperio austrohúngaro, Otto von Habsburg, quien apareció como colaborador de la revista Triumph desde el principio.

Desde al menos 1970–1973, la SMC patrocinaba seminarios de dos meses en el Escorial, el palacio del rey Felipe II (1556–1598), en España. Estos seminarios, a los que también asistía la hija de Wilhelmsen, Alejandra, y Warren H. Carroll y su esposa, Anne, se anunciaban en Triumph como sigue: "Las raíces teológicas y filosóficas del cristianismo occidental. Con acento especial en la historia española: la Reconquista, el Escorial y Trento, la cruzada contra el comunismo de 1936–1939".

Desde la óptica del conato de golpe de Estado que comenzó el 11 de septiembre, debe notarse que Warren Carroll, quien trabajó para la CIA en 1959–1960, fue parte de los círculos que crearon el ambiente para el asesinato de Kennedy, previo a la creación del SMC.

En 1963, Carroll era guionista de un programa de radio en Dallas llamado "Línea vital", patrocinado por H.L. Hunt, y miembro de Conservadores EUA (CUSA, siglas en inglés). El líder de CUSA en Dallas a la sazón era Robert Morris, ex asesor del senador Joseph McCarthy (quien le dio el nombre al "macartismo"-Ndtrd), por lo que trabajaba hombro a hombro con Roy Cohn (notorio homosexual que cobró fama durante la era del macartismo por llevar a los Rosenberg a la silla eléctrica, y por otras cacerías de bruja). En 1963, cuando Morris ya era rector de la Universidad de Dallas, CUSA sacó el famoso anuncio pagado que apareció en un periódico de Dallas el día que Kennedy fue asesinado: " Se busca a Kennedy por traición", con un marco negro como el de los obituarios. Días más tarde, según el informe de la Comisión Warren, un guión escrito por Carroll, "Heroísmo", fue encontrado en el carro de Jack Ruby, el día en que éste mató a Oswald.

Este fue el fundador de Christendom College.


Warren Carroll, quien trabajó para la CIA en 1959–1960

La revista Triumph se opuso a la encíclica Populorum progressio, de 1967, del papa Pablo VI, diciendo que había abandonado el principio de "subsidiariedad" —mal definido por ellos, con un significado completamente contrario al que le corresponde—; es decir que el Papa defendía el papel del gobierno en la promoción del bienestar general, en oposición a la doctrina gnóstica del "libre comercio", tan admirada hoy día por tales como Michael Novaklos del AEI, cuyos artículos aparecieron en Triumph en noviembre de 1971 y en enero de 1973.

Sin embargo, en 1969 Triumph vio la publicación de Humanae vitae de Pablo VI como una oportunidad para reorientar la política de los EU y el mundo, al enfocarse en el tema único de la oposición al aborto. En el número de septiembre de 1969 de Triumph, el jefe de la redacción, Michael Lawrence, escribió un editorial titulado, "Nuestros primeros 3 años", en el que dijo: "En la liturgia, las escuelas, el movimiento ecuménico, las órdenes religiosas, la prensa católica, incluso en el colegio de obispos, en todas partes de la Iglesia había una desorientación palpable". Pero, "el 29 de julio de 1968, Dios envió una respuesta. La encíclica Humanae vitae no fue recibida por la Iglesia o por el mundo como un mensaje de Dios. . . pero lo más importante de todo es que Humanae vitae empezó a forjar la nueva política. Sí, la política".

Lo que quiso decir con política quedó claro en un sanguinario editorial, de mayo de 1970, del mentor de Carrol, Wilhelmsen, titulado "Útero vacío, altar vacío", que presagió los atentados terroristas contra clínicas de abortos que tendrían lugar más tarde:

"Una responsabilidad, que por sí misma obliga a hacer conciencia ante la grandeza de la eternidad de Dios, descansa en aquellos sujetos a esta tiranía, de resistirla con todas las armas a su alcance, estén o no permitidas por la ley civil. Y algunos, gracias a Dios, cumplirán con esta tarea. ¿Cómo? La ocasión determinará los medios apropiados. Pero que quede claro: esos medios apropiados podrían requerir la ejecución del verdugo".

Para tener una mejor idea de la mentalidad teocrática fascista de cruzado de Wilhelmsen, basta ver su editorial de octubre de 1972, "Una partida de amigos", que escribió en el Escorial: "Haremos católico a los Estados Unidos, como los conquistadores hicieron católica a la mitad del mundo, y si no lo logramos, habremos tenido la satisfacción de haber servido al Rey y de haber intentado salvar a sus inocentes al sacralizar la vasta extensión de nuestra propia nación, al poner la cruz en nuestras salas y en nuestras planicies".


El obispo de Pamplona, Olaechea, fue probablemente
el primero en utilizar el término "cruzada" para referirse a la
sublevación contra el gobierno legítimo. Aquí aparece rodeado de carlistas

Mucho después, cuando el rey Juan Carlos de España no logró vetar una ley que legalizaba el aborto en España, Wilhelmsen publicó un artículo en la edición de invierno de de 1990 de "Fe y Razón", una publicación de Christendom Press, titulado, "El dilema de la derecha española: el caso del aborto", en el cual proponía que el Rey diera un golpe de Estado militar contra la Constitución: "Si Juan Carlos hubiera desafiado al gobierno y a la Constitución al pedirle a las Fuerzas Armadas que lo apoyaran, ¿qué hubiera pasado? Don Juan Carlos hubiera aparecido ante todo el mundo cristiano como un rey católico y un caballero cuya espada estaba al servicio de los no natos".

En el número de marzo de 1972 de Triumph, la SMC anunció su intención de emprender una ofensiva organizativa en los EU, basada en la creación de cofradías, como hicieron en España los carlistas bajo Alfonso Carlos, y la Falange bajo Primo de Rivera en los 1930. En un artículo titulado, "El programa de cofradías de la SMC: construyendo la Mancomunidad Cristiana", Triumph anunció el "lanzamiento de un capítulo o programa de `cofradías' diseñado para unir a los católicos a nivel local para su formación intensiva. . . el trabajo de formación cristiana debe proceder desde una base local. . . Para ello, las cofradías del SMC (un término en principio asociado con la acción apostólica) tomará en sus manos la función de ayudar a sus miembros en la formación espiritual, intelectual y apostólica".

Los miembros son llamados cófrades: "En los lugares donde ya haya una organización pro vida eficaz, que luche contra el aborto, por ejemplo, los cófrades unirán fuerzas con ella".

En su libro La última cruzada, Warren Carroll describe los métodos organizativos usados por los carlistas durante los 1930. Estos son precisamente los métodos que los Carroll adaptaron en el norte de Virginia. Como él mismo escribe, refiríendose a la organización Comunión Tradicional: "En dos años y medio su membresía creció a casi un millón de personas. Para abril de 1935 había cerca de 700 consejos carlistas por toda España; 350 círculos de estudio, cada uno con un sacerdote como director espiritual; 250 grupos juveniles activos; 300 grupos de mujeres, muchísimos grupos de trabajadores, y al menos la estructura básica de una organización en cada provincia. Dos diarios importantes apoyaban al carlismo, junto con un semanario muy difundido que era explícitamente un órgano carlista. Había bibliotecas carlistas, orquestas, coros, sociedades de danza regional y de teatro, y ligas deportivas".

Bozell informa en las páginas de Triumph que, en agosto de 1971, él mismo fue a visitar a Robert Welch, de la ultraderechista Sociedad John Birch, para discutir el proyecto de la SMC, aunque no dice cuál fue el resultado de la visita.

La creación del Christendom College

Ya desde 1969, los editores de Triumph estaban considerando la creación de una universidad católica feudalista. En mayo de 1969 apareció un artículo titulado: "Fundemos una universidad católica", que dice: "Y entonces fijemos nuestros ojos en el modelo de la universidad medieval de París. Con esta grande y brillante escuela, cimentada con firmeza en la fe cristiana y consagrada en cada disciplina a extender el potencial de la mente humana hasta su límite, la Iglesia podría establecer los cimientos para una futura cultura cristiana en los EU".

En enero de 1973, Carroll escribió en su artículo, "La universidad moderna: territorio misionero", que: "La preparación para un apostolado en las universidades debe consistir en una combinación de estudio y desarrollo espiritual, parecido en lo fundamental a lo que ha ofrecido en España el Instituto de la Mancomunidad Cristiana en los 3 últimos veranos, pero enfocado de forma más específica en esta tarea particular. Donde sea y tan pronto como sea posible, aquellos que son precursores de un apostolado en un dado recinto universitario, como la cofradía local de la SMC u otro grupo ortodoxo católico, deben seleccionar y alentar a los jóvenes a tomar este entrenamiento".

Así, el Christendom College, fundado en 1977 en Front Royal, Virginia, fue el resultado directo de los seminarios carlistas auspiciados por la SMC en el Escorial, y del programa de cofradías de la SMC anunciado en 1972. El Christendom College fue fundado por Warren H. Carroll, quien fungió como su primer rector, de 1977 a 1985, y quien ahora trabaja ahí como profesor de historia. Paul Weyrich, fundador y primer presidente de la Fundación Heritage, tuvo un papel clave en su establecimiento, como ya dijimos.

Weyrich, quien en 1990 fuera ordenado diácono de la Iglesia católica griega melquita, ha desempeñado un papel importante de colaboración con la derecha religiosa, con los fundamentalistas protestantes, comenzando con la Mesa Redonda Religiosa, y después con la Mayoría Moral de Jerry Falwell y la Coalición Cristiana de Pat Robertson, para reformar las políticas de EU alrededor de temas únicos reduccionistas, y también de participación en las operaciones de infiltración contra Rusia, que se cruzan con las del espía Hanssen.

En 1977, el Christendom College comenzó como una escuela de verano en las instalaciones del Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre (AIFLD) —afiliado a la CIA—, de la sección internacional de la AFL-CIO, encabezada por Jay Lovestone e Irving Brown. Según Carroll, fue William Doherty de la AFL-CIO quien facilitró el acceso a las instalaciones, las cuales compró más tarde el Christendom a un precio bastante reducido.


Dr. Warrenn Carroll, Fundador y primer Presidente dle Christendom College(left),
el Cardenal Schotte, Cathy O'Donnell y Timothy O'Donnell miembros de la Institución.

2.  Un movimiento de escuelas 'católicas' privadas

Pero la creación del Christendom College fue sólo parte de un creciente movimiento para tomar control de la Iglesia católica en el norte de Virginia y más allá, cuyo modelo eran los métodos del movimiento fascista carlista de la década de los 1930 en España. Este movimiento escolar le rinde culto a la esposa de Warren Carroll, Anne Westhoff Carroll.

Anne Carroll es una ideóloga carlista por derecho propio. De hecho, trabajaba para la revista Triumph desde 1970, antes de que Warren se incorporara en 1973. Fue criada como católica, mientras que él mismo ha dicho haber sido deísta antes de su conversión. Se conocieron en 1962 y se casaron en 1968, cuando él se convirtió al catolicismo. Ella, como la mayoría de los fascistas, es una nimiedad intelectual, pero no es cualquier cosa entre esos círculos gnósticos.

En marzo de 1973, Anne Carroll escribió un artículo en Triumph, que presentó su perspectiva para la creación de lo que llamó "escuelas católicas apostólicas" privadas. Ahí, planteó que la comunidad escolar debía verse a sí misma "como lo hace la comunidad de las monjas contemplativas, o el regimiento de soldados, o la cofradía artesanal en una sociedad cristiana. . .

"Aprenderán las casi desconocidas historias de los grandes héroes católicos (pregúntele a cualquier niño católico, aun uno de aquellos que asiste a la escuela parroquial, si conoce a Red Hugh O'Donnell o a don Juan de Austria)". A este último se le adjudica la victoria de la batalla de Lepanto contra los turcos en 1571, la cual es considerada por la teoría de los revisionistas de la secta carlista, como el suceso más importante de la raza humana en la historia moderna.

En el número de octubre de 1974 de Triumph, Anne Carroll, en su artículo, "Nuevamente, la escuela apostólica", habla de su experiencia al tratar de crear esa escuela: "En el otoño de 1973 intenté llevar a la práctica lo que había estado predicando, abriendo la escuela de la Mancomunidad Cristiana en Warrenton, Virginia. Ya que la escuela parroquial local terminaba en el séptimo grado, comenzamos con el octavo grado, con planes de expandirnos a una escuela completa de nivel medio. Empezamos nuestro segundo año este otoño. . . Necesitamos escuelas apostólicas porque necesitamos apóstoles.

"En áreas donde no haya una escuela católica, o la escuela católica ya no es católica, los padres de familia deberían considerar seriamente abrir su propia escuela apostólica, donde la cultura moderna secular sería contrarrestada de manera deliberada, y la cultura católica instaurada intencionalmente.

"Por ejemplo, en varias ocasiones en el año, ellos [sus estudiantes] se ofrecieron de voluntarios para ir a Ulster a ayudar a los católicos; defendieron las cruzadas, la Inquisición y el orden social de la Edad Media; consideraron imperdonable el que los estadounidenses pelearan del lado de los republicanos en la Guerra Civil Española, y que los empresarios estadounidenses hubieran ayudado a la Unión Soviética; desearon que los EU fueran un país católico para que hubiera procesiones los días festivos por las calles principales".


Foto del Movimiento Católico Español y Acción Juvenil Española.
Una de las frases favoritas de su líder es: "Con la muerte de Franco termina el Reinado de Cristo en España"

Este experimento fue el proyecto piloto para la creación de un número creciente de escuelas primarias y de enseñanza media "católicas" en el norte de Virginia, incluyendo Seton High School en Manassas, la Academia de la Anunciación en Reston, y la Academia san Juan Bosco en Leesburg.

Aunque la Seton High School ha existido por algún tiempo, Anunciación no cobró impulso sino hasta marzo de 1994, cuando un miembro de una secta cismática de la Iglesia católica, Ferry Matatics, fue invitado a dar un discurso en santa Catalina de Siena sobre el tema de la creación de escuelas "católicas" privadas. San Juan Bosco fue una extensión de Anunciación.

Según informes de un testigo que fue participante activo, después del discurso de Matatics en marzo de 1994, cierto número de "mamás" de santa Catalina decidieron crear una escuela primaria privada, primero en Vienna y ahora en Reston, con el nombre de Academia de la Anunciación.

Uno de los miembros de la parroquia llamó a la Universidad de santo Tomás Aquino en California para ver si podía encontrar algún recién graduado interesado en ser director, y se encontró con Vincent Terreri, quien se acababa de graduar y trabajaba en la oficina de matrículas. Él expresó interés, y ese verano viajó a Virginia para empezar a entrevistar maestros y padres de familia.

Después de más o menos un año de operaciones, hubo una revuelta de padres de familia contra Terreri. Para deshacer la revuelta, se estableció una nueva junta directiva con la ayuda de Anne Carroll. Para enero del 2002 se habían hecho varios cambios en la Academia de la Anunciación, consolidándose el control de los Carroll en la escuela. Warren Carroll se integró a la junta, y otro personaje de Christendom College, J. Laurence McCarty, asumió la presidencia. También se nombró al columnista derechista Joseph Sobran a la junta.

Tanto Sobran como Anne Carroll tienen vínculos con una organización llamada el Foro Cristiano Islámico (FCI), en Burke, Virginia. El fundador y presidente es Daniel Alí, quien según el número del 21 de febrero del 2002 del Arlington Catholic Herald, "entró a la Iglesia católica después de estudiar con el difunto padre William Most".

La página de internet del FCI promueve un artículo de Sobran, en el que reseña la polémica de Hilaire Belloc, quien "predijo" en su libro de 1930, Las grandes herejías, que el islam desafiaría a Occidente. Sobran concluye su reseña con la pregunta: "¿Estamos ante el cumplimiento de la profecía de Belloc?" El 14 de enero del 2002, el FCI patrocinó un seminario en la iglesia del Espíritu Santo, en Annandale, Virginia, llamado, "Ecumenismo y evangelización". Anne Carroll fue una de cuatro expositores.

A fines de los noventa, esta red de escuelas carlistas se amplió para incluir a la escuela de enseñanza media san Juan Bosco. Se nombró director a Rod Huth, quien daba clases en Anunciación, y Terreri asumió la presidencia de la junta directiva. Terreri y su esposa Anne, así como los Huth, asistían a santa Catalina. La página de internet de san Juan Bosco dice que la escuela se formó a iniciativa del director de la Academia de la Anunciación, Terreri, y de la directora fundadora de la Seton High School, Anne Carroll.

Conexión con Christendom

Existe la siguiente conexión fundamental entre Christendom College y la parroquia de santa Catalina de Siena, donde hasta hace poco se reunían el magistrado Antonin Scalia, Louis Free y Robert Hanssen.

Como hemos visto, todo el movimiento de escuelas "católicas" privadas fue iniciado por los feligreses de santa Catalina, y lo dirigen y controlan ex miembros de la SMC en Christendom College. Este movimiento hace realidad de la perspectiva original de la cofradía carlista de la revista Triumph.

Esta operación ha estado flanqueada por cierto número de sacerdotes alrededor de santa Catalina, de la iglesia de san Lorenzo en Franconia, y de Nuestra Señora de la Esperanza en Potomac Falls, todas en Virginia. El actual párroco de santa Catalina es el padre Franklyn McAfee, quien antes estaba en san Lorenzo junto con el padre Most. McAfee es miembro del Opus Dei, organización a la que también pertenecían el espía Hanssen y su esposa. McAfee también fue presidente del Instituto Notre Dame para la Catequesis. El padre Most, quien murió en 1999, fue también profesor del Instituto Notre Dame, la escuela de posgrado de Christendom College, desde fines de los ochenta, y enseñó teología en la Seton High School de Anne Carroll. Incluso, la editorial de Christendom College publicó tres de sus libros.

Después de McAffe, el padre William Saunders, ahora párroco de Nuestra Señora de la Esperanza, se convirtió en el decano del Instituto Notre Dame para la Catequesis. En 1997, el Instituto se fusionó con el Christendom College y ahora se llama la Escuela de Posgrado Notre Dame de Christendom College.

Saunders escribe la columna "Conoce tu fe" en el Arlington Catholic Herald. En una ocasión escribió una columna defendiendo la pena de muerte, después que Juan Pablo II había proclamado su oposición, y cambiado el catecismo para oponerse a ella. Christendom también publicó uno de sus libros.

Del 22 al 24 de julio de 2001, la Seton High School de Anne Carroll sostuvo una conferencia que inauguró el cismático Gerry Matatics. La conferencia fue auspiciada por el Centro Kolbe para el Estudio de la Creación, fundado el año previo por el padre Robert Ruskamp de la parroquia de Saint Agnes. Ruskamp fue sacerdote en san Lorenzo cuando McAffe estuvo ahí. Saint Agnes es la iglesia favorita de los miembros de la asociación anti papa Juan Pablo II, Tradición, Familia y Propiedad,[8] en el norte de Virginia.

Ahora, veamos el círculo de Hanssen en santa Catalina.

En 1994, el diácono de santa Catalina, Keith Fournier, distribuyó entre los feligreses una guía electoral de la Coalición Cristiana de Pat Robertson. El propósito de la guía era apoyar la elección de Oliver North al Senado de los EU, en base al tema único de que se oponía al aborto. En ese entonces, el movimiento de LaRouche activamente luchaba contra North por su papel anticonstitucional en la operación de narcotráfico de Irán y los contra.

Algún tiempo después de la distribución de esa guía electoral, el padre Jerome Fasano, quien era el párroco de santa Catalina, fue reemplazado por el padre McAfee. Debido a la oposición a que se le repartiera propaganda de la protestante Coalición Cristiana a católicos, Fournier formó la Alianza Católica para darle a su trabajo una cubierta católica.

Otra operación importante en santa Catalina fue la creación de una organización llamada Ayuda para la Iglesia en Rusia (AIR). Esta fue fundada por el reverendo Marcel Guarnizo, cuando era diácono en santa Catalina. Su junta directiva incluye a Warren Carroll, a Frank Shakespeare, ex jefe de propaganda del Departamento de Estado, y a Nina Shea, de Freedom House.

Dado que Hanssen, un feligrés de santa Catalina, se declaró culpable de espiar para los soviéticos, y después para los rusos, el hecho de que esta organización se creara en santa Catalina e involucrara a Carroll, no es insignificante.

Cabe destacar el hecho de que Paul Weyrich también anda muy metido en las operaciones en Rusia, a través del Instituto Krible, del cual fue nombrado presidente en 1989. Desde 1997, Weyrich también forma parte de la junta directiva del Instituto para la Libertad y la Democracia de Rusia.

La otra conexión entre Hanssen y la turba del Christendom College es una red infiltrada en el Opus Dei. Como hemos dicho, el padre McAfee es un miembro declarado del Opus Dei, como lo es Hanssen. Una de las hijas de Hanssen, Susan, estudia en la Universidad de Dallas, donde vive en la residencia del Opus Dei. Ella Pasó el 2000 en el Reino Unido, estudiando a G.K. Chesterton. Frederich Wilhelmsen dio clases por cuatro años en la Universidad de Navarra en Pamplona, España, la cual es una universidad del Opus Dei. Alejandra Wilhelmsen recibió su doctorado de esa misma universidad.

Cuando la ritalina teológica se quedó en casa


¿cuál es el veneno que le inyectan a tus hijos so pretexto de hacerlos "verdaderos católicos"?

Muchos padres que podrían ser seducidos a mandar a sus hijos a tales escuelas fascistas, se engañan pensando que sus hijos recibirán una mejor educación que en una escuela pública. Tales padres son o ignorantes, o ciegos deliberados ante la cuestión más importante: ¿quién maneja estas escuelas y cuál es su programa político?

La segunda pregunta relacionada es, ¿cuál es el veneno que le inyectan a tus hijos so pretexto de hacerlos "verdaderos católicos"? Como veremos, un aspecto decisivo de la operación de los Carroll es la redefinición del plan de estudios usado en las escuelas privadas, en la educación en el hogar, y en los cursos por correspondencia.

Uno de los proyectos de Anne Carroll es el Centro de Recursos Pedagógicos Católicos, de cuyo consejo forma parte. En una introducción para los estudiantes de estudios sociales o de historia en la enseñanza media y media superior, ella dice:

• "Las cruzadas fueron una guerra justa".

• "Dios actúa en la historia. Podemos ver esta acción en la historia del Antiguo Testamento, pero no sólo ahí. ¿Por qué don Juan de Austria ganó en Lepanto?"

• "La Inquisición no masacró injustamente a miles de personas nada más porque practicaban una religión distinta".

• "Franco no era un dictador nazi que derrocó un gobierno legítimo y estableció un Estado policíaco".


Francisco Franco y Adolfo Hitler con su saludo característico

Los artículos de Anne Carroll en la internet desarrollan estas supuestas ideas. En un artículo sobre la Inquisición, dice que la visión de la reina Isabel "no podía concretarse hasta que toda España estuviera de nuevo en manos cristianas". "La gente luchó con el fervor de las cruzadas y la guerra, después de todo, era una cruzada, una defensa de la cristiandad frente a los musulmanes".

Isabel "sabía que la unidad de España como nación dependía de una Iglesia fuerte. Mejor que España no existiera si no era católica de pe a pa. Estos falsos conversos y los moriscos (judíos y moros conversos) eran una amenaza para la Iglesia y para España. . . Pero para proteger al inocente tenía que encontrarse al culpable. . . Aquellos que eran encontrados culpables eran traidores al Estado y a la Iglesia, y la traición casi siempre se ha reconocido como un crimen que justifica la pena capital. . . De hecho, la Inquisición, a pesar de que no era perfecta, era un tribunal más justo que la mayoría".

La Carroll también forma parte del " Proyecto de Historia de las Escuelas Católicas", iniciado en 1996 con el propósito de escribir una nueva serie de libros de historia para las escuelas católicas. Ella forma parte de la junta de consultores, y es una de las escritoras de la serie. La lista de apoyo del proyecto incluye a su alteza imperial Alejandra de Habsburgo, archiduquesa de Austria, y a Vincent Terreri, director de la Academia de la Anunciación y presidente del consejo de la escuela san Juan Bosco. Tres de los seis escritores y seis de los veintidos patrocinadores listados, son de la Universidad de Dallas.

Otra de las escritoras de la serie es la Dra. Alejandra Wilhelmsen, de la Universidad de Dallas, hija de Frederick Wilhelmsen. Alejandra se graduó de la Universidad de Dallas en 1967, y ahora es profesora de español y profesora adjunta de historia ahí. Obtuvo su licenciatura de la Universidad de Dallas, su maestría de Rice y un doctorado en historia de la Universidad de Navarra, España. En 1995 publicó "La formación del pensamiento político del carlismo (1810–1875)". Forma parte del consejo editorial de Fe y Razón, del Christendom College. Ha escrito 15 artículos acerca del "movimiento político tradicionalista de España conocido como el carlismo". Actualmente realiza una investigación sobre la vida en el exilio, sobre todo en Italia, de la rama carlista de la familia real española.

Además de su participación en el Proyecto de Historia de las Escuelas Católicas y en el Centro de Recursos Pedagógicos Católicos, Anne Carroll promueve sus planes de estudios fascistas a través de la Escuela Seton de Educación en el Hogar, que nació como una rama de la Seton High School y empezó a funcionar desde un pequeño cuarto ahí. En 1994, la división de educación en el hogar se mudó a una pequeña oficina en Front Royal, Virginia. Para principios de 1997, la matrícula era de 8.500 alumnos. Seton High School también sirve a miles de estudiantes más a través de escuelas privadas manejadas por padres de familia, de escuelas católicas que usan los materiales de Seton High School y de la venta directa de libros a familias católicas. Para 1997 contaba con 130 empleados en la nómina. Muchos de los graduados de la Escuela Seton de Educación en el Hogar se matriculan en el Christendom College.

Ante este cuadro, juzgue el impacto de Christendom College en la difusión del fascismo universal del "choque de civilizaciones" en esta propagación, como el moho, de pequeñas escuelas y programas de estudio en casa.

Christendom College y la facción de Brzezinski

Tres libros, dos de Warren Carroll y uno de Anne, ponen de relieve la ideología carlista fascista que representa la columna vertebral del impulso del choque de civilizaciones de Brezezinski y Huntington.

Empecemos con un libro editado por Christendom Press y escrito por Warren Carroll en 1991, Isabel de España: la reina católica. En este libro, Carroll apoya la expulsión de los judíos de España en 1492, y alega que los israelíes tienen justificación de expulsar a los musulmanes hoy, al igual que España entonces.

El primer capítulo de libro se titula, "La cruzada más larga (711–1451)". Isabel aparece como la última de una larga línea (de 24 generaciones) de cruzados españoles que reconquistaron a España de los moros infieles.

Carroll escribe que muchos de los musulmanes y los judíos conversos eran cristianos ejemplares, "pero otros eran sospechosos, y aún otros fueron traidores, criminales, blasfemos e incluso satánicos.

"Hay pruebas convincentes, de hecho abrumadoras, que hasta los historiadores modernos más críticos han reconocido, de que decenas de miles de falsos conversos, que profesaban un cristianismo en el que no creían, y en el que a todas luces nunca creyeron, siguieron viviendo en secreto acorde a las enseñanzas y ritos de su religión original.

"Nadie puede justificar los pogromos, las amenazas y los bautizos forzados. . . Ni pueden justificarse del todo las restricciones que hicieron la vida tan difícil para aquellos que continuaron profesando su fe original; pero, en justicia, debe señalarse que tales restricciones a las minorías religiosas eran universales en esa época, sobre todo, de cierto, en los países musulmanes, así como en los cristianos; y también en un grado substancial en el Estado moderno de Israel.

"Cada converso falso en España era un traidor potencial, un hombre capaz, y muy posiblemente inclinado a abrirle las puertas a invasores como los turcos genocidas de Otranto, de darle la bienvenida al país para que mataran a sus paisanos y partieran obispos por mitad.

"Es claro que Isabel vio la Inquisición como necesaria para preservar la seguridad y promover la unión social y espiritual de España. La prolongada causa de la reconquista había definido a España por su fe católica en un modo no igualado por ningún país, salvo tal vez Irlanda y Polonia, cuya nacionalidad había sido definida en gran parte por las persecuciones a la fe católica de su pueblo. A causa de esta historia, en cada uno de estos tres países, hasta hace pocos años, el rechazar la fe católica había sido, para todos los fines y propósitos, igual a rechazar la nacionalidad. . .

"Isabel no podía confiar en ningún español no católico, y en particular, en nadie que pretendiera ser católico y no lo fuera. Ni tampoco su pueblo. Tales embusteros debían ser desnmascarados, y luego, de ser posible, reconciliarlos, o forzarlos a huir, o si eran obstinados y su maldad estaban más allá de toda redención, debían ser ejecutados".

Según Warren Carroll, Tomás De Torquemada, el gran inquisidor, "era sólo un hombre devoto y un administrador cuidadoso. Como parte de su tarea esencial de unificar a España y traer la justicia, la paz y el buen orden, [Isabel] fundó la Inquisición española. De hecho, la Inquisición, como la estableció, era muy necesaria en España".

Y continúa diciendo que el decreto que ordenó la expulsión de los judíos "ofrece como primera razón de su promulgación la actividad de los judíos profesos de tratar de persuadir a los conversos que habían sido judíos, o cuyos ancestros habían sido judíos, a abandonar la Iglesia católica y regresar al judaísmo, pero sin duda había otras razones. España ahora estaba unida por primera vez en casi ochocientos años. Isabel y Fernando creían que esta nueva unidad debía preservarse a toda costa, y la Inquisición había probado que algunos judíos constituían una verdadera amenaza para ella".

Sobre la conversión forzada de musulmanes después de la revuelta de Granada en 1499, Carroll dice que el arzobispo Cisneros "podía haber estado equivocado, pero tenía motivos. . . Y los frutos fueron buenos, al menos en este respecto: el peligro de una guerra religiosa en España a la larga se redujo de manera substancial". Añade que luego de nuevas revueltas de los musulmanes contra esta política: "El 11 de febrero de 1501, se decretó que los musulmanes bajo la autoridad del reino de Castilla deberían elegir entre la conversión y el exilio para fines de abril. Era exactamente la misma política, con las mismas condiciones y casi el mismo plazo para la decisión, que se le aplicó a todos los judíos de Castilla en 1492". El mismo decreto se le aplicó a todos los moros en el resto de España, en febrero de 1502.

"Así, la resistencia tenaz a perder sus tierras ancestrales, por la que son famosos los musulmanes en todo el mundo, en combinación con el fiero e incansable celo del arzobispo Cisneros y la inamovible determinación de Isabel y Fernando de asegurar la gran reconquista de una vez por todas, produjo un resultado trágico, pero con seguridad inevitable. Los alegados que justifican lo que Isabel y Fernando le hicieron a los moros son mucho más fuertes que los usados para justificar la expulsión de los judíos en 1492, a pesar de la similitud de los decretos y de los procedimientos usados, porque los sucesos de 1499 a 1501 dejaron claro que los moros, en especial aquellos que se aferraban a su religión ancestral, eran combatientes implacables, de los que podían esperarse repetidas rebeliones, si no se les extirpaba. Los judíos de Israel usaron exactamente la misma lógica en el siglo 20, al expulsar a los moradores árabes de sus territorios. Puede debatirse la justificación, pero no es que no tenga sustento".

Nótese como este último planteamiento es una justificación simultánea para la perversa doctrina del "choque de civilizaciones" de Huntington, y para la actual política fascista de las Fuerzas de Defensa de Israel contra los palestinos.

Carroll añade que la hija de Isabel, del mismo nombre, "insistió, como una condición [de su matrimonio con el rey Manuel de Portugal], que éste expulsará a los judíos de Portugal, tal como su madre los había expulsado de España".

En su libro de 1996, "La última cruzada", Warren Carroll pasa de su defensa del antisemitismo asesino, al del fascismo de Franco. Según él, este es su libro más militante. En él Carroll promueve el carlismo y defiende a Franco como un cruzado cristiano contra los comunistas en la Guerra Civil Española. Franco, dice, "no era un tirano opresor, y por supuesto no era un totalitario".

Y prosigue: "Más que ningún otro hombre, él salvó a España del peor destino que podía esperar cualquier nación en el siglo 20 —ser conquistada por el comunismo—, dándole a su pueblo, en cambio, una generación y media de paz, seguridad, prosperidad y libertad, si no política, sí personal, en la que la fe católica fue restaurada y floreció por todo el país. El Valle de los Caídos se dibujará contra el cielo como su justo monumento, cuando todos sus críticos ponsoñosos sean polvo". Más aún: "Los carlistas, sobre todo, desde el comienzo vieron la guerra como una cruzada en esencia, y nada más". Y más, "los carlistas reconocieron plenamente la autoridad de Franco y de su gobierno."

Carroll desarrolló este libro alrededor de una sofistería que pretende desviar la atención del hecho de que el apoyo principal del fascismo de Franco, vino de Hitler y Mussolini: "La inevitable necesidad hizo que Franco recurriera a ellos. Nunca simpatizó o confió en ninguno de los dos. Pero Franco no podía desdeñar la ayuda de ninguna nación a causa de la maldad de sus dirigentes".


Adolfo Hitler acompañado de Francisco Franco (izq.) y de Benito Mussolini (der.)

Carroll defiende el que Franco empleara tropas marroquíes para llevar a cabo su golpe de Estado, comparándolo de manera directa con la guerra de Brzezinski en Afganistán contra la Unión Soviética. "Cuando los cristianos y los musulmanes se enfrentan el uno al otro, usualmente son hostiles y violentos; pero cuando enfrentan a un enemigo ateo externo, se vuelven fuertes aliados. El ejemplo más reciente de esto es la magnífica batalla de los muyahidines, o combatientes de la libertad, de Afganistán contra la Unión Soviética, y la ayuda. . . que les proporcionó Occidente".

En cuanto al hecho de que Franco nunca llevó a cabo una elección, lo maneja con la misma sofistería que usó para tratar de explicar la alianza de Franco con sus colegas fascistas Hitler y Mussolini: "Pero las elecciones y los gobiernos representativos nunca han funcionado muy bien en los países hispanos, donde la mayoría no los ve, como en los países anglófonos y en Francia, como una expresión de la legitimidad genuina del gobierno".

'La Leyenda Negra'

El hecho de que este pulpo alrededor del Christendom, con sus tentáculos de pequeñas escuelas y la educación hogareña, esté difundiendo un adoctrinamiento fascista con esos programas, queda al descubierto en otro libro de la serie, Cristo y las Américas, de Anne Carroll. Este libro es usado en la Seton High School, y es indicativo de la propaganda carlista antiestadounidense que cualquier escuela asociada con el círculo de los Carroll promueve, aunque este libro en particular se use o no de manera explícita en el aula de clases.

El libro defiende a España contra todas las críticas con llana sofistería que sólo engañaría a un tonto. Defiende a España contra cualquier prueba desagradable de su historia sangrienta en los siglos 16 y principios del 17, culpando de cualquier hecho incómodo a la "Leyenda Negra": "La Leyenda Negra es la creencia común, alimentada por la propaganda de fuentes sobre todo inglesas y holandesas, de que los españoles son increíblemente crueles, codiciosos y depravados, y de que en casi cada controversia España ha representado el lado equivocado. La Leyenda Negra llegó a ser aceptada, sobre todo en los países anglófonos, porque los documentos sobre España más leídos fueron escritos por sus enemigos mortales: los ingleses y los holandeses".

Ya que los Carroll no se destacan precisamente por su erudición o su dedicación a la verdad histórica, cabe preguntar: ¿de verdad cree ella lo que le imputa a la Leyenda Negra? ¿O también en esto es una mentirosa descarada?

Es verdad que de 1511 a 1648, cuando la monarquía española y sus primos austriacos jugaban un papel importante en el hundimiento de Europa en una edad oscura de guerras religiosas, los ingleses y los holandeses, que se encontraban entre las principales víctimas de los crímenes de Felipe II contra la humanidad, regaron chismes, algunos desagradables y otros falsos, del tipo que uno podía esperar de la propaganda en tiempos de guerra, entonces como ahora.

Cualquier historiador competente habría sabido, contrario a la fanática y ridícula Anne Carroll, que Venecia, que mantuvo un poder imperial marítimo y financiero hegemónico en la región del Mediterráneo hasta entrado el siglo 17, estaba enfrentando a los españoles, los franceses, los ingleses y los holandeses unos contra otros, sobre todo fraguando guerras religiosas.

Pero Anne Carroll revela el verdadero propósito tras su referencia a la Leyenda Negra, usándola para atacar los principios constitucionales de la república de los EU. Su argumento, con pelos y señales, fue calcado en repetidas ocasiones por su aprendiz Fernando Quijano, quien, como el libro de la Carroll, lo convirtió en el rasgo central, repetidas veces declarado y público, de su intento de tomar el control de la asociación de LaRouche, ya desde la conferencia semestral de la Junta Internacional de Comités Laborales deLaRouche, sostenida en 1990, en Virginia, EU.


1776- Firma de la Declaración de la Independencia

Carroll comienza con el asunto de la Leyenda Negra, para blandirlo como un ataque virtualmente traidor contra la existencia misma de los Estados Unidos. Ataca la Declaración de Independencia, alegando que refleja la filosofía "liberal" de Jefferson. "La introducción establece su filosofía liberal. Él declara que el gobierno deriva sus poderes del consentimiento de los gobernados (no de Dios, ni de las tradiciones, ni de la herencia, sino del pueblo mismo); toda la autoridad proviene del pueblo. . . [La Declaración] a menudo se opone a la monarquía hereditaria. Recalca que el hombre debe ser libre para hacer lo que le venga en gana en cuestiones morales, y que la autoridad política deriva del propio pueblo, el cual debe tener la libertad de derrocar a los gobiernos existentes —con violencia, de ser necesario— y establecer nuevos gobiernos en base a la voluntad de la mayoría, como la interpreten y manejen los dirigentes intelectuales".

También hace el falso argumento de que el concepto de gobierno por consentimiento de los gobernados es contraria a la voluntad de Dios. Pero, por supuesto, este concepto en realidad deriva originalmente de la Concordancia católica del cardenal Nicolás de Cusa, en el siglo 15, donde se establece que el hombre es creado a imagen y semejanza de Dios el Creador, y que, por tanto, el poder de la razón en los gobernados les da la capacidad y el derecho de consentir en un gobierno para el bien común.

La Carroll prosigue con un argumento gnóstico: "Nosotros los estadounidenses estamos tan acostumbrados a pensar que la autoridad del gobierno debe venir del pueblo, que tal vez no veamos nada de malo en las ramificaciones políticas del liberalismo. Necesitamos que se nos recuerde que toda autoridad proviene de Dios, y si esa autoridad no se ejerce en armonía con la ley de Dios, entonces no es legítima. La norma no es, '¿Es la voluntad del pueblo?', sino '¿Es la voluntad de Dios?' "

Ella, al igual el magistrado gnóstico Antonin Scalia, lo que ataca es uno de los pilares fundamentales del cristianismo, desde la perspectiva de una forma medieval de religión arcana. Ataca el principio del amor a la humanidad identificado con la idea del "bienestar general" o "bien común".

Contra el principio del ágape

Esta "intelectual" de la educación en casa y "las escuelitas católicas", no sólo ataca y falsea con descaro la Declaración de Independencia, sino también la Constitución de los EU. Siempre una populista que inventa los hechos a capricho, la pazguata muestra el cobre cuando dice: "¿Por qué se vino abajo este sistema, en teoría excelente? La propia Constitución tiene un serio defecto. [James] Madison, quien correctamente es considerado el padre de la Constitución, dijo que la soberanía (la fuente de la autoridad) debe descansar en el pueblo. En otras palabras, el gobierno recibió toda su autoridad del consentimiento del pueblo. . . Desde el renacimiento de la civilización después de la edad de tinieblas, los hombres habían considerado que la soberanía proviene de Dios. . . Pero no se menciona a Dios en la Constitución. Al depositar la soberanía en el pueblo, en vez de hacerlo en Dios y la ley divina, los que redactaron la Constitución dejaron la puerta abierta a cualquier maldad, mientras se justificara por el mandato de la mayoría. En las sociedades cristianas, la Iglesia era la máxima autoridad que controlaba a cualquiera que pudiera convertirse en tirano. Pero este control no existió en los EU".

Es probable que la Constitución de la Confederación esclavista, que sí menciona a Dios, sería más de su gusto. En esencia, lo que ella rechaza es el concepto de gobierno representativo en oposición a la teocracia. Más aún, miente al decir que la Declaración de Independencia y la Constitución de EU no están basadas en la ley divina o natural. En su lugar, al igual que su copensador, el magistrado Scalia, ella niega la existencia de la ley natural. E igual que él, ataca la oposición del papa Juan Pablo II a la pena de muerte desde una perspectiva feudal.

Su propia ignorancia brota de nuevo, cuando descarta el hecho de que ni la Declaración de Independencia, ni la Constitución, están basadas en la voluntad del pueblo, sino más bien en los principios de "vida, libertad, y la búsqueda de la felicidad", y del "bienestar general", que expresan la intención cristiana del concepto de ágape, como los diálogos socráticos de Platón definen ese término, y como el apóstol Pablo lo establece de forma más clara en Corintios 1:13. Ese principio de ágape es la expresión máxima de la esencia de la totalidad de la ley natural.

Ella ataca al obispo primado de EU, John Carroll, por aceptar la separación de la Iglesia y el Estado, es decir, por rechazar una visión teocrática. "Debido al placer que tenía de que los católicos no fueran perseguidos por el gobierno de los EU, él quizás no vio el peligro de que esta política podría llevar al indiferentismo religioso (la creencia de que una religión es tan buena como otra, o incluso de que una persona es libre de decidir no practicar ninguna religión en lo absoluto) y a la creencia de que la Iglesia no debe interferir en la política". De nuevo, la pazguata populista hace alarde de sus ridículos caprichos como si fueran hechos solemnes.

Desde esta misma perspectiva, ataca la doctrina Monroe, inventando sus dizque "hechos" mientras camina como pazguata por doquier: "Tanto [James] Monroe como [John Quincy] Adams estaban a favor de las rebeliones y en contra de España, una posición comprensible en Monroe, quien era protegido de Jefferson, pero más difícil de entender en el hijo de John Adams, quien se había quedado virtualmente solo entre los dirigentes estadounidenses que se oponían a la Revolución Francesa. Tal vez Adams vio los países iberoamericanos como un reflejo de EU, que imponían una tradición de autogobierno contra un monarca tiránico, una visión falsa que ha sido comúnmente sostenida por los estadounidenses desde entonces".

Aunque su argumento a este respecto podría dejarse de lado como un ejemplo de los esfuerzos de una pazguata analfabeta por escribir una página en la historia, la importancia de este pasaje estriba en el odio contra la existencia misma de EU, que ella, como su aprendiz Quijano —quien también tiene la costumbre de alardear con sus caprichos como si fueran "hechos"—, ha expresado a las claras, al menos desde septiembre de 1990.

No es ninguna sorpresa que Anne Carroll apoye a Maximiliano de Habsburgo contra el presidente Benito Juárez de México: "EU apoyó a Juárez y denunció a Maximiliano porque Juárez se jactaba de su adherencia al liberalismo y la democracia. Pero él estableció un control sobre el país mucho más estricto que el del supuesto autócrata, Maximiliano".

Después de todo, Maximiliano era un Habsburgo, uno de sus favoritos en su efusivo romanticismo, y fue nombrado dictador de México por Napoleón III, quien, como su tío —y como los copensadores de Anne Carroll en el norte de Virginia—, era un fascista. Las condenas de Quijano contra Juárez, que presentaba a los copensadores de LaRouche en México, son, en esencia, copiadas de las de la Carroll, y tal vez se originaron con ella. La Carroll apoya a los fascistas basándose en su percepción de que no son liberales.

Respecto a Franklin Roosvelt y su Nuevo Trato, ella también tiene qué decir: "La seguridad social se arraigó con firmeza en EU, erosionando las responsabilidades familiares y desalentando el ahorro. Los sindicatos se convirtieron en una fuerza dominante en la política estadounidense; al exigir sueldos cada vez más altos, contribuyeron a la inflación. Los demócratas se convirtieron en el partido mayoritario, remplazando a los republicanos, quienes habían sido la mayoría desde Lincoln. Los republicanos llegaron a ser casi exclusivamente identificados como el partido de los empresarios, mientras que los demócratas absorbieron lo que quedó del progresismo. Más aún, el principio de subsidiariedad (sic) fue casi destruido, haciendo que los estadounidenses llegaran a depender del gobierno federal tanto, que de ahí en adelante los problemas serían remitidos a Washington".

Así, sólo más pataleos de esta figura a la que le rinde culto su movimiento escolar del norte de Virginia.

Ella lamenta que Roosevelt abandonara el patrón oro al estilo inglés: "Esta alteración del valor del dólar lesionó la confianza que le tenían a los EU otras naciones y los hombres de negocios, y a la larga prolongó la Depresión al reducir el valor del dinero que las personas habían ahorrado". Otra vez, lo importante aquí no es el hecho de que ella vuelve a aparecer como una pazguata Mamá Gansa, sino que se pavonea, como hubiera dicho el elegante François Rabelais, tirando los frutos de su paso.

De la ley federal de ayuda de emergencia, ella se hace eco de Michael Novak y el AEI al atacar el papel del gobierno federal en fomentar el bienestar general, usando una falsa noción de subsidiariedad: "Esta legislación marcó el verdadero inicio de uno de los más importantes efectos de largo plazo del Nuevo Trato: el abandono del principio de subsidiariedad".

Como su esposo fue reclutado a CUSA por Robert Morris, rector de la Universidad de Dallas, y ex asesor principal del senador Joseph McCarthy, tampoco debiera sorprender que la Carroll defienda a McCarthy: "Aunque relativamente pocos miembros de las capas rectoras de EU eran de veras comunistas, éstos no vieron ninguna razón de peso para oponerse al comunismo, porque habían abandonado la verdad cristiana. Estos fueron los hombres que McCarthy combatió, estos fueron los hombres que lo combatieron. [Él] murió el 2 de mayo de 1957, víctima de un odio irracional que no ha desaparecido del todo, ni siquiera 40 años después".

En este marco, debe señalarse que la revista Triumph a menudo anunciaba el libro McCarthy y sus enemigos, escrito por Buckley y Bozell, en cuyos anuncios se afirmaba que el libro "sostiene la tesis básica de McCarthy".

Sus comentarios sobre el asesinato de John F. Kennedy también son reveladores. Recuerden que CUSA pagó un anuncio en un periódico de Dallas, acusando a Kennedy de traición, que apareció el día que fue asesinado, y que se encontró el guión de un programa de radio, "Heroísmo", escrito por su esposo, Warren, en el carro de Jack Ruby el día en que asesino a Lee Harvey Oswald.

"Luego del asesinato", escribe, "los estadounidenses se entregaron a una orgía de dolor, glorificando a Kennedy, a su familia y todo lo que había hecho".

"Puesto que Kennedy era un liberal, y ya que Dallas era una ciudad conservadora, de algún modo se culpó a los conservadores por la muerte del Presidente, aunque Oswald era simpatizante del comunismo".

Esta referencia a Kennedy es algo muy sucio, considerando el hecho de que se probó que algunos círculos internacionales estuvieron involucrados, si no en el acto de disparar, al menos en la motivación política de tomar como blanco al presidente Kennedy. Estos fueron los mismos círculos carlistas y otros que apoyaron el esfuerzo de 1962, con base en parte en la España fascista, para asesinar al presidente de Francia, Charles de Gaulle, y formaron parte de las mismas facciones militares y de inteligencia utopistas a las que los grupos ligados al Christendom se adhieren en lo ideológico hoy día.

3.  Los oponentes cismáticos de Juan Pablo II


El Papa Juan Pablo II se opone contundentemente a la pena de muerte

Las operaciones "religiosas" contra el movimiento de Lyndon LaRouche en el norte de Virginia, han involucrado no sólo a católicos nominales, que en realidad son fascistas carlistas, sino también a cismáticos declarados de la Iglesia católica.

Christendom College y santa Catalina de Siena han tratado de mantener la apariencia de ser verdaderos creyentes y de apoyar al papa Juan Pablo II. Por ejemplo, la misión declarada de Christendom College es que está "comprometido de forma institucional con el magisterio de la Iglesia católica".

Sin embargo, a menudo los encontramos acostados en la misma cama política-teológica con cismáticos activos conocidos de la Iglesia católica, que están en contra del Papa; sobre todo, individuos ligados al grupo cismático llamado "El Remanente", con base en Minnesota.

Solange Strong Hertz, de Leesburg, Virginia, y Gerry Matatics, son representativos. La señora Hertz, que también ha participado en las operaciones contra importantes colaboradores de LaRouche en el norte de Virginia, es opositora del papa Juan Pablo II.

Solange Hertz escribió bastante para la revista Triumph de Bozell. De abril de 1972 a julio de 1973, Triumph publicó ocho de sus artículos: "Entre mujeres" (abril de 1972); "La mujer y su hogar: I. El hogar como un misterio divino" (mayo de 1972); "La mujer y su hogar: II. La vocación del ama de casa según san Pablo" (junio de 1972); "La grieta en la mesa" (julio de 1972); "Pensamientos sobre la madre trabajadora: el ama de casa como mártir" (octubre de 1972); "Paredes, techo y puerta: el hogar como santuario" (enero de 1973); "Una carga de arriba: el ama de casa como guerrilla" (abril de 1973); y "D'abord, la casa: el manifiesto de mamá" (julio de 1973).

En los próximos 20 años, publicó los siguientes libros: El extraño espíritu de 1776, 1976; El Franklin oculto, 1983; Rechazando a Galileo, 1995; Más allá de la política: una visión metapolítica de la historia.

Los libros de Hertz son publicados por Veritas Press, de en Santa Mónica, California y Little Jon Publications, de los Angeles, California. Little Jon Publications también produce The New Triumph, cuyo director es Gary Potter. En 1966, Potter era subjefe de redacción de la revista Triumph original. Uno de los tres colaboradores de The New Triumph, basada en Londres, es Charles A. Coulombe, presidente de la "liga monarquista" en la costa oeste de los EU. Pero el monarquista Coulombe y el administrador de The New Triumph, Stephen Frankini, son también miembros de Mythcon, que promueve a J.R.R. Tolkien y otros escritos de fantasía de la nueva era. Esto está acorde la línea de la revista Triumph original, que publicó varios artículos a favor de Tolkien.

En su libro La herejía de estrellas y listas: el americanismo, la señora Hertz plantea, en el típico estilo del misticismo gnóstico simbólico de tales pervertidos, que la víbora de cascabel dividida en pedazos que Benjamín Franklin utilizó en su famoso emblema "unidad o muerte", instando a las colonias a unirse, es la serpiente de Satanás. El hecho de que los padres fundadores de Boston se reunieran en la taberna "El Dragón Verde" es considerado como otras prueba de los orígenes luciferinos del liberalismo masónico de la Revolución Americana.

Sus lazos ideologicos con la pazguata de Anne Carroll quedan al descubierto cuando la Hertz ataca a Franklin el científico, diciendo que "el conocimiento natural satánico es el conocimiento primordial que la serpiente le ofreció a Eva" (Esto es más del misticismo simbólico común a las ideologías fascistas y profascistas).

"Los católicos que confunden a los Estados Unidos con la América de Dios, pueden caer más fácilmente en la herejía definida formalmente por el papa Leo XIII como el americanismo. . . En los Estados Unidos la masonería produjo rápidamente su propia trinidad de personas: George Washington, Benjamín Franklin y Tomás Jefferson, quienes actualmente ocupan la cúspide de una compleja mitología secular".

Esta es una revoltura de ignorancia histórica, pero corresponde a la necesidad psicosexual de aún más misticismo simbólico. Haciéndoselas también de pazguata, la Hertz ubica el origen de la llamada "herejía americana" (igual a como lo hizo Warren Carroll) con John Carroll, el obispo de Baltimore de finales del siglo 18. Hertz escribe que John Carroll, su hermano Daniel y su primo Charles, quien firmó la Declaración de Independencia, "colaboraron con los autores masónicos de la Constitución". De Charles, dice ella: "Él fue el único católico que firmó la Declaración, cuyo lenguaje hubiera hecho sospechar profundamente a un verdadero hijo de la Iglesia".

El 'catolicismo' de los esclavistas

En cuanto a la Guerra Civil de los EU, las tendencias fascistas de Hertz se muestran a todo color. "Un aspecto de la Guerra Civil que los historiadores del `establishment' han evadido cuidadosamente, es su carácter de guerra religiosa. Los protestantes se enfrentaban a los católicos y los anglocatólicos en una lucha a muerte entre dos estilos de vida incompatibles. El Sur mantenía muchos más vestigios del antiguo cristianismo hierático que el Norte. . . La mayoría de los católicos estadounidenses en esa época de nuestra historia eran sureños. . . Aun en el Norte la mayoría de los católicos eran simpatizantes del Sur. . . Los sacerdotes católicos no estando contaminados por el americanismo. . . no dudaron en identificar la fe con la causa sureña", escribe. "Más aún, la bandera confederada, las amadas `estrellas y barras' forman una cruz, un emblema claramente ausente de todos los símbolos patrios de los EU".


Bandera confederada, la cual aún es hizada en algunos lugares en Estados Unidos

Hertz llega casi a dar las vivas a los motines contra la leva que tuvieron lugar en 1863 en Nueva York, mismos que fueron organizados a favor de la Confederación, y hasta toca temas relacionados con los cómplices en el asesinato del presidente Abraham Lincoln. "No hay manera de negar el hecho de que la única potencia extranjera en reconocer a la Confederación y recibir a sus enviados fue el Vaticano. . . Cuánto de la estrategia de la Unión pudo haber sido diseñada con la ayuda de los súbditos de Lucifer, no se sabe, pero es un hecho que en 1864 la balanza se inclinó irrevocablemente en contra del Sur, y que el único movimiento que estuvo cerca en lograr una contrarevolución en los EU fue derrotado de manera definitiva".

Esta visión pro Confederación fue también la predominante en la revista Triumph. En el número de mayo de 1971, por ejemplo, Mel Bradford escribió un artículo titulado, "La nueva frontera de Lincoln: una retórica para continuar la Revolución". Bradford sostiene que la "Declaración de Independencia, el discurso de Gettysburg y el Himno de Batalla de la República son entonces epítomes, santificado por el uso. . . de una advertencia milenarista y gnóstica al país (y ciertamente a la especie humana) como un todo". La fórmula "de, por, y para" el pueblo es, según él, una blasfemia milenaria.

La reseña de H.L. Weatherby de "La tradición sureña acosada", de Richard Weaver, en el número de abril de 1969 de Triumph, refleja la misma visión pro Confederación, carlista, del catolicismo. "Pese a que la mayoría de los sureños nunca lo han entendido (Allen Tate es una excepción notable), el origen del feudalismo, la cortesía, la delicadeza, la `religiosidad' que los sureños pelearon tan gallardamente por defender, es la visión católica cristiana de la civilización. La escritura sagrada, La ciudad de Dios, la Summa, estos son nuestros verdaderos cimientos metafísicos".

Hasta ahí lo que dice Weatherby en Triumph. Ahora, otra vez, Solange Hertz: "para parafrasear el discurso de Lincoln de Gettysburg, ninguna `nación así concebida o así consagrada puede por largo tiempo subsistir', porque es inevitable que `el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo' tiene que `desparecer de la faz de la tierra' ". Si ella no fuera una autodeclarada "mujer apátrida", con justicia podría considerársele una potencial traidora a los EU.

Hertz ataca la encíclica de 1892 de León XIII, Au Milieu des Sollicitudes (sobre la Iglesia y el Estado en Francia), por aceptar la república, es decir, por abrazar la Revolución Americana en vez de luchar por una restauración católica, monárquica. Para ella, al igual que para la pazguata de Anne Carroll, la idea misma del "consentimiento de los gobernados" es utópica. Más bien, alega, "la restauración comenzará con un partido católico". Más aún, dada la corrupción, tanto de la Revolución Americana y de la Iglesia en adaptarse al judaísmo después de Vaticano II, el único refugio es la familia. De allí que dice: "la política es ante todo y sobre todo un asunto familiar".

El 'triunfo' del ultramontanismo

En su La herejía de estrellas y listas, Hertz cita a Hilaire Belloc dos veces. En la introducción, cita de Europa y la fe. Luego, en su capítulo sobre "La Iglesia de estrellas y listas" después de escribir que "las lucrativas aguas del Potomac" "ahora fluyen libremente por el Tiber" de Roma, dice: "consciente de esta dificultad, Hilaire Belloc predijo el 'necesario' conflicto entre el Estado civil y la Iglesia católica en los Estados Unidos".

En otros discursos y artículos, Solange Hertz demuestra que ella es lo que, en la terminología técnica de los historiadores pertinentes, se llama una ultramontana medievista. Es decir, como si ella fuera una fanática renacida de aquellas guerras religiosas del siglo 13 que llevaron a la Edad de las Tinieblas del siglo 14. Ella está totalmente opuesta al concilio Vaticano II y al papa Juan Pablo II, usando pretextos medievalistas.

Este ultramontanismo era característico de la revista Triumph en general. En junio de 1967, William Oliver Martin, un colaborador de Triumph, escribió lo siguiente: "podría decirse que los ultramontanos han `ganado', porque en principio la cuestión se resolvió de forma definitiva. . . La victoria ocurrió en 1870, en el concilio Vaticano, cuando se promulgó el principio de la infalibilidad papal cuidadosamente limitada. Ya que los católicos están necesariamente sujetos a los concilios pasados en materia de dogma, y el principio de la autoridad papal es la proposición más ultramontana que pueda concebirse, la cuestión ultramontana, entonces, queda resuelta de manera definitiva. En suma, el ultramontanismo es parte de la esencia del catolicismo. Los católicos tienen que ser ultramontanos".[9]

En un discurso pronunciado en el foro de Cristo Rey de El Remanente, donde se le otorgó el premio de santa Catalina de Siena, Hertz dijo que estamos "presenciando el inicio de un gobierno global mundial que toma su autoridad, no del cielo en las alturas, sino del hombre abajo. Su primera manifestación visible fueron los Estados Unidos de América, el primer gobierno humano autónomo bajo ningún Dios, sino sólo bajo la autoridad de nosotros, el pueblo. Habiendo ya legalizado el divorcio, la sodomía, el aborto y el canibalismo de embriones humanos, pareciera que este mismo pueblo está dispuesto a someterse a una autoridad hasta inferior a él, a la del mismo infierno".


Durante el periódo de Hitler, todos los judíos eran condenados a muerte por el solo hecho de ser judíos

Respecto a la pena de muerte, Hertz escribió la siguiente declaración sanguinaria el 31 de marzo del 2001: "Alegar contra la pena de muerte es contender contra la realidad establecida. Desde que Adán y Eva cometieron el pecado original, toda criatura viviente está sujeta a ella. Cada uno de nosotros nace condenado a morir, y vive el tiempo que se le tiene asignado, bajo esa sombra, sin esperanza de indulto". Ella podría haber dicho, de manera más sencilla: "¡mátenlos a todos, y que Dios se encarge de ver quién es quién".

En otro artículo, Hertz se va por la borda, y balbucea sin sentido hasta profundidades infinitas al alegar —invocando la autoridad de la Iglesia medieval— que, después de todo, la Tierra es el centro del universo. Cita del Antiguo Testamento y, sin ningún sentido de la vergüenza, de locuras abismales vertidas en el catecismo del concilio de Trento: "Acorde con las escrituras, la tierra en la que nos paramos es el centro del universo y es 'inamovible' de esa posición". Cabe preguntarse: "¿de cuál fuma esta tipa?"

En su libro de 1995, Más allá de la política: una visión metahistórica, Hertz usa un argumento escuchado con frecuencia de boca de Quijano: el judaísmo es el anticristo. Igual, Quijano atribuye virtualmente todas las aberraciones gnósticas a "los judíos". Hertz escribe: "como el mahometismo y las sectas protestantes que promovió entre los cristianos, el judaísmo nunca ha sido una religión, sino una apostasía. . . Negando al Padre y al Hijo, disolviendo a Cristo por cualquier medio a su disposición, negándose a confesar que Jesús es el hijo de Dios hecho carne, el judaísmo se proclama a sí mismo como el anticristo en cada detalle de la definición de san Juan".

Y, más de lo mismo: "los elementos judaicos son el fondo del maniqueísmo, de las herejías de los cátaros y los albingenses, igual a que éstas son el fondo del jansenismo y el unitarianismo. La mal llamada Reforma fue en realidad una ofensiva de doble filo, que consistió del protestantismo y la masonería, ambas de inspiración judía".

En su libro Utopía, Hertz se presenta como una tory antisemita. Respecto a la Declaración de Independencia, dice que es un "documento escandaloso", que "germinó del judaísmo vía el protestantismo". Por otra parte defiende a Jorge III como un "buen rey que no sólo fue indulgente con sus súbditos, sino que violentamente opuesto a los fines materialistas de la masonería".

Silla vacía, ¿o cabezas vacías?

Tanto Solange Hertz como Gerry Matatics están en una lista de individos que promueve El Remanente en su página de internet. Matatics fue ordenado ministro presbiteriano, y luego se convirtió al catolicismo.

Sus críticos lo describen como partidario de la tesis de sede vacante. Está conectado no sólo a El Remanente, sino también a varias personas que firmaron un manifiesto cismático en 2000, titulado: "Nosotros resistimos [al Papa] en su cara". Los firmantes incluyen a Michael Matt, Atila Guimaraes, Marian Hovart y John Vennari, director de Catholic Family News. Hovart es el presidente del retoño californiano de Tradición, Familia y Propiedad, llamado Tradición en Acción.

En un seminario en Spokane, se le preguntó a Matatics que si en la actualidad hay un Papa, y respondió: "francamente, no sé".

En una entrevista a principios de 1994, por los mismos tiempos cuando habló en santa Catalina de Siena, Matatics dijo que él se había vuelto completamente tradicionalista, optando por la misa tradicional (del concilio de Trento, o tridentina) y la catequesis tradicional. Dice que esto vino de descubrir de qué se trata la "herejía del americanismo", al leer la encíclica de 1899 del papa León XIII Testem Benevolenriae (Concerniente a nuevas opiniones, la virtud, la naturaleza y la gracia, con respecto al americanismo).

Según Matatics, necesitamos restaurar el dogma esencial, Extra Ecclesiam, nulla salus, para erradicar el americanismo del pensamiento de incluso los católicos conservadores. En esta creencia, está conectado con el padre cismático Leonard Feeney.

Como Hertz, Matatics cree que el problema se remonta a los 1700, y a la Declaración de Independencia de los EU. "Yo hago una distinción entre el catolicismo en este país previo a 1776, y el catolicismo posterior a esa fecha". Nuestra Señora de Guadalupe quería, dice, "que el Nuevo Mundo fuera resueltamente católico, en parte para resarcir esas almas que dejaban la Iglesia a través de la revuelta protestante, lo que sucedía en el Viejo Mundo en ese momento. Pero el catolicismo que hizo las paces con el protestantismo cuando este país fue fundado en 1776 como los Estados Unidos de América, ya se veía a sí mismo como sólo una de muchas opciones religiosas".

Matatics también es considerado un apologista del "feeneyitemismo". En la octava convención anual del rito tridentino en Hyannis, Massachusetts, fue honrado con el premio G.K. Chesterton. Matatic alega que el nuevo Catecismo de la Iglesia católica interpretó mal la verdadera enseñanza de la Iglesia sobre Extra Ecclesiam, nulla salus.

Cabe notar que hay una iglesia en el norte de Virginia, san Anastasio, conectada al fallecido arzobispo cismático Marcel Lefebvre. Esta iglesia, a la cual la diócesis de Arlington no reconoce como legítima, todavía usa la tradicional misa tridentina en latín, la de antes de Vaticano II. En 1995, su sacerdote, el padre Ringrose, le pidió a los feligreses que le dieran donativos a la sociedad misionera san Pío X, fundada en 1969 por Lefebvre.

La iglesia de san Atanasio es un retoño de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, de Richmond, Virginia. Ringrose de san Anastasio y el fraile Joseph Ferry Marks, de la iglesia de Richmond son estrechos colaboradores. La página de internet de Nuestra Señora de Fátima se refiere a Ringrose como "nuestro".

La siguiente cronología es de interés en cuanto a la conexión potencial entre Ringrose, Solange Hertz y Matatics:

• 21 de febrero de 1998: Ringrose ofició una misa al aire libre en un parque de Phoenix, Arizona, para 350 manifestantes que participaban en el primer peregrinaje "en el espíritu de Chartres", un grupo encabezado por Ed y Rosemary Kotter de Sedina, Arizona, quienes habían participado en la gira del Remanente a Chartres, Francia en 1997;

• septiembre de 1998: se realiza en Phoenix, Arizona, la primera "Conferencia de la Restauración Católica", y Gerry Matatics pronuncia un discurso: "Las aguas del Potomac fluyen al Tiber: la conexión la francmasónica-americana";

• septiembre de 2000: tiene lugar la tercera "Conferencia de la Restauración Católica", en Phoenix, y Solange Hertz pronuncia el discurso "Las tres plagas de la gran apostasía".

Ya en el número de enero de 1968 de la revista Triumph había aparecido un artículo titulado, "El caso de la autoridad", por Marcel Lefebvre.


Marcel Lefebvre, el arzobispo ex comulgado por rebelarse a la Iglesia

Conclusión

Lo que la investigación de EIR ha develado, como lo hemos documentado, no es otra cosa que una secta fascista, la cual parece casi haber logrado tomarse la diócesis de Arlington de la Iglesia católica en Virginia. Esta secta es comprobadamente fascista, antisemítica y antiestadounidense. Al mismo tiempo, sus representantes se oponen duramente al papa Juan Pablo II. A fin de cuentas, su ideología carlista no tiene nada que ver con el cristianismo.

Como debe ser claro del caso de Robert Hanssen, dado su carácter fascista y su subversión de instituciones fundamentales del gobierno, toda esta red, de la cual las actividades escolares en Virginia son sólo un aspecto, es una fuente de amenazas explícitamente anticonstitucionales a la seguridad nacional. Sin embargo, el asunto tiene que verse desde una óptica más amplia que la que se ha empleado para examinar el caso de Hanssen hasta ahora.

Debe verse desde la perspectiva de lo que realmente sucedió el 11 de septiembre. Como Lyndon LaRouche ha dicho, lo del 11 de septiembre fue un intento de golpe de Estado, que sigue teniendo el efecto de impeler al gobierno de Bush hacia la adopción del choque de civilizaciones promovido por tales utopistas como Zbigniew Brzezinski y Samuel Huntington. El carlismo es la bandera adoptada por la expresión ideológica nominalmente católica de ese golpe de Estado en curso. Las sectas "fundamentalistas" protestantes producto del gran despertar de Jonathan Edward, y los agraristas de Nashville del difunto profesor de Harvard, William Yandell Elliott, juegan un papel complementario y de colaboración.

La publicación de este informe es una declaración de guerra contra ese movimiento fascista. Si te han seducido a mandar a tus hijos a este tipo de escuelas, actúa ahora para salvarle la mente a tus hijos. Los católicos deben unírsenos para desenmascarar y desmantelar esta operación carlista enemiga, la cual actúa desde la diócesis de Arlington y en otras partes, contra la misión apostólica de Juan Pablo II.

Te instamos a ti que lees este informe, a unirte a Lyndon LaRouche para continuar la Revolución Americana de los padres fundadores de los Estados Unidos, de Abraham Lincoln y de Franklin D. Roosvelt, y erradicar el culto al odio religioso y étnico, del que es un mero ejemplo lo que se disemina desde Christendom College. Más bien, establezcamos la paz en la Tierra, en base al diálogo entre culturas, y a la creación de una comunidad de principio entre una familia de Estados nacionales soberanos comprometidos al bien común, y a la promoción del bienestar general de todas las naciones y sus pueblos.


__________________________________________________________________________

Artículos relacionados

por William F. Wertz
La guerra cristera: el sinarquismo entonces y ahora


__________________________________________________________________________

Notas

[1] Los funcionarios que investigan el caso de espionaje de Robert Hanssen, están tratando de establecer, de una manera discreta, si hay alguna conexión entre el espionaje que Hanssen realizó por décadas para los soviéticos y los rusos, y las operaciones del "Proyecto Democracia" dentro de Rusia, que se manejaron desde la iglesia de santa Catalina de Siena en Great Falls, Virginia, a la cual asistía la familia Hanssen, junto con el ahora ex director del FBI, Louis Free; el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Antonin Scalia; y varios espías del gobierno de EU de la era del escándalo de Irán y los contra.

Un grupo curioso, "Ayuda a la Iglesia en Rusia" (AIR), tiene años de funcionar en santa Catalina, bajo la dirección de un ex diácono, Marcel Guarnido, que ahora reside en Moscú. La directiva de AIR incluye a Nina Shea, de la Freedom House, uno de los engranajes de la insurgencia del Proyecto Democracia, comúnmente disfrazada de "libertad religiosa"; y Frank Shakespeare, quien fuera embajador ante el Vaticano del gobierno de Reagan y Bush, además de un elemento importante de la llamada diplomacia pública del aparato del "gobierno secreto paralelo" en el Departamento de Estado.

[2] Armin Mohler, Die Konsevative Revolution in Deutschland, 1918-1932 (Darmstadt, 1972). La edición previa de este libro se publicó en 1949.

[3] Zbigniew Brzezinski y el 11 de septiembre, un informe especial que apareció en dos entregas en Resumen ejecutivo Vol. 19, núms. 5 y 6, 2a quincena de marzo de 2002, y 1a quincena de abril de 2002.

[4] Jonathan Edwards (1703-1758) fue la figura decisiva en el lanzamiento de olas de "renovaciones religiosas" psicóticas en los Estados Unidos, contra las pautas tradicionales de fe y razón que representaba en Nueva Inglaterra el congregacionalismo de Increase y Cotton Mather. Entrenado en Yale por ministros renegados, Edwards apoyó la teoría de Locke del conocimiento como sensación, reduciendo al hombre al nivel de una bestia salvaje. Se casó con la hija de una de las familias de los autoproclamados "dioses del río" del valle de Connecticut. Entre sus nietos se cuentan el infame traidor Aarón Burr, asesino de Alexander Hamilton; y Timothy Dwight, un líder de la convención de Hartford, la cual tomó el lado de Inglaterra durante la guerra de 1812 y apoyó la secesión de Nueva Inglaterra de los EU.

[5] Mientras que el fundador de EIR, Lyndon LaRouche se encontraba injustamente en la cárcel, a donde fue a dar el 27 de enero de 1989, una versión revisada de un discurso pronunciado por su ahora ex colaborador, Fernando Quijano, en septiembre de 1990, fue publicado en la revista EIR del 19 de octubre de 1990. Ahí, Quijano defendió explícitamente la expulsión de los judíos de España en 1492 por "razones militares de seguridad nacional". Dijo: "los Habsburgo no podían seguir teniendo a los judíos en España". Defendió la Inquisición: "Sí, no hay duda que en España hubo persecución religiosa, no de otras religiones, sino de cualquier católico que fuera un hereje. La Inquisición los persiguió, es cierto. Pero ¿quiénes eran los que estaban pidiendo a gritos `libertad religiosa'?".

Quijano atacó la Revolución Americana al plantear que la batalla de Lepanto de 1571, que fue manipulada por Venecia, fue "el momento más grande que la historia, que la cristiandad, jamás haya visto en el pasado, el presente y el futuro". Defendió a España (hispanidad) contra la llamada "Leyenda Negra", como la única verdadera defensora de la cristiandad. Estos argumentos, y más, fueron una copia al carbón de la ideología carlista de sus controladores como documentamos en este informe. A pesar de que LaRouche personalmente ha denunciado la traición de Quijano de forma reiterada, con la publicación de este informe investigativo, los directores de EIR públicamente nos disculpamos con nuestros lectores, por permitir la publicación en EIR del anteriormente citado artículo de Quijano.

[6] El "carlismo" es la expresión más típica de fascismo que se encuentra en la Península Ibérica, en las Américas, y entre los círculos de Otto von Habsburg.

[7] La forma de creencia gnóstica seudocristiana asociada con el American Enterprise Institute se remonta a través de tales gnósticos modernos como el fisiócrata François Quesnay, Bernard Mandeville, Adam Smith y Jeremy Bentham, a fuentes medievales como los cátaros, conocidos en la jerga tradicional inglesa como "bujarrones". Las doctrinas de laissez-faire y "libre comercio" son precisamente esta forma de creencia aberrante de "torre de marfil".

[8] Tradición, Familia y Propiedad (TFP) es una secta paramilitar muy sigilosa, que se opone con saña al papa Juan Pablo II. La secta funciona en 15 países, y esconde su entrenamiento paramilitar en campamentos en las selvas de varias naciones iberoamericanas. A principios de 1980, EIR detalló las conexiones de TFP con la "nobleza negra" europea, incluyendo tales pretendientes reales como la familia lusobrasileña Braganza, y las familias Thurn y Taxis de Alemania e Italia, y también con las redes cismáticas de Lefebvre, las cuales fueron expulsadas posteriormente (1988) de la Iglesia católica.

[9] Las bases históricas del ultramontanismo son la "Donación de Constantino", la cual supuestamente le concedió supremacía al papado. Nicolás de Cusa y Lorenzo Valla probaron, en el siglo 15, que el documento en el cual se basa el aserto era una falsificación. Los rasgo más importantes del ultramontanismo, aún después que se probó el carácter fraudulento de la "donación", son los siguientes: a.) el Papa debe funcionar como subemperador romano en la civilización europea occidental; b) los intentos de establecer Estados nacionales soberanos deben aplastarse. Por tanto, un ultramontano u otro que practique la doctrina fraudulenta de la "Donación de Constantino", no puede honestamente juramentarse como ciudadano, o servir como funcionario electo o de cualquier otro tipo en ninguna institución del gobierno federal, estatal o local en los Estados Unidos.


El Instituto Schiller agradece su apoyo. Su colaboracion nos ayuda a publicar la Revista Fidelio, y también para organizar conciertos, conferencias, y otras actividades que representan intervenciones en la vida politica y cultural en este país y en el mundo

schiller@schillerinstitute.org

PO BOX 20244 Washington, DC 20041-0244
703-771-8390 or 888-347-3258

Copyright Schiller Institute, Inc. 2001. Todos los derechos reservados